Asesor Visión y Óptica

Exposición a la luz vinculada al desarrollo refractivo en niños

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

Los niños en edad preescolar tenían más reserva hipermetrópica cuando estaban expuestos a mayores cantidades de iluminación interior.

Los factores ambientales, como el mayor tiempo al aire libre y la exposición a la luz, se han relacionado con una menor incidencia de miopía. Una investigación reciente que midió el efecto de la intensidad de la luz interior en un grupo de niños en edad preescolar, en Israel, encontró que cantidades más bajas de iluminación estaban asociadas con menos errores de refracción por hipermetropía.

El estudio inscribió a 1.131 niños del mismo sexo entre las edades de cuatro y cinco años de 27 guarderías en las que la intensidad de la luz osciló entre 264 y 804 lux. La intensidad de la luz se probó con un dispositivo de luxómetro dentro y fuera de la escuela. Según el nivel de intensidad de la luz, los investigadores clasificaron a los participantes en tres grupos: iluminación baja (330 niños, 29 %), iluminación media (434 niños, 38 %) e iluminación alta (367 niños, 33 %).

Los investigadores encontraron una diferencia significativa en la intensidad de la luz entre los tres grupos: 359±2,64 lux en el grupo de baja iluminancia, 490±2,21 lux en el grupo de iluminancia media y 670,76±3,73 lux en el grupo de alta iluminancia.

Cabe destacar que el equivalente esférico medio fue de 0,56±0,03D en el grupo de baja intensidad, 0,73±0,03D en el grupo de intensidad media y 0,89±0,03D en el grupo de alta intensidad.

Además, alrededor del 42 % de los niños del grupo de baja intensidad no tenían refracción o menos en comparación con el 19 % de los niños del grupo de alta intensidad.

Estos hallazgos son consistentes con muchos otros estudios en la literatura que relacionaron la exposición a la luz con el desarrollo refractivo, con un posible vínculo biológico entre el aumento de la liberación de dopamina por una luz más brillante y la capacidad bien documentada de los agonistas de la dopamina para retardar el alargamiento axial, creando un vínculo directo más plausible, sugirieron los investigadores.

“Si los estudios futuros confirman nuestros hallazgos, entonces aumentar la intensidad de la luz en las aulas de los jardines de infancia y las escuelas primarias podría desempeñar un papel importante en el control de la prevalencia de la miopía”, escribieron los autores en su artículo. «La investigación en esta área ofrece una vía prometedora».

Cohen Y, Iribarren R, Ben-Eli H, et al. Intensidad de luz en escuelas infantiles: un posible factor en el desarrollo refractivo. Asia Pac J Ophthalmol. 13 de enero de 2022.